Resultados trimestrales de Facebook

Ha llegado la fecha para que Facebook publique sus primeros resultados trimestrales del 2018 y por ahora, esta es una de las noticias que más se esperan no sólo en Wall Street sino en cualquier parte donde haya un inversor que posea acciones o que esté pensando en invertir en acciones de la compañía, pero ¿Por qué? El escándalo en el que se vio envuelta recientemente la compañía que incluso llevó a su propietario Mark Zuckerberg a declarar en audiencia frente al senado de los Estados Unidos y que por ahora parece haber desembocado en que Facebook tenga que adoptar medidas más firmes para poder garantizar el derecho a la protección de la privacidad de cada uno de sus usuarios.

Una vez superadas las cuatro semanas, las acciones de Facebook buscan reflejar que la parte ”más difícil” del camino ha quedado atrás y a partir de ahora comenzará de nueva cuenta una tendencia a la alza, luego de haber registrado sus mínimos en 52 semanas el precio nuevamente ha conseguido dispararse en un 10% esto se debe en gran medida a que Zuckerberg logró explicar en su audiencia, que la información de los usuarios a la que pudo acceder Cambridge Analytica no mermo del todo la confianza de los usuarios, pese a que incluso se desató una campaña en Twitter denominada #DeleteFacebook en alusión a invitar a las personas a cerrar sus cuentas de Facebook ante la falta de seguridad y transparencia que ofrecía la red social, la cifra de personas que cerraron sus cuentas no fue tan grande contra lo que se llegó a especular.

Pero la cantidad de usuarios que hayan desertado de la red social no es el catalizador que pudiera llegar a afectar el precio de las acciones, sino que se viene algo más grande que posiblemente si traería consecuencias consigo, las Regulaciones Gubernamentales. En el momento en el que el gobierno pueda llegar a tener injerencias de algún tipo sobre la red social las reglas del juego cambiarían pero también las medidas de privacidad en las que ahora se encuentra trabajando Facebook podrían llegar a afectar la forma en la que actualmente los usuarios de la red social se desenvuelven así como la forma en la que se consume el contenido que se encuentra ahí adentro.

Hasta antes de los problemas con los que hoy se encuentra Facebook, los beneficios trimestres a trimestre dejaban más que satisfechos a sus inversores y es que las expectativas lograban ser rebasadas con creces desde que viera la luz en la bolsa en aquel año 2012 y para 2017 los beneficios que logró generar fueron cercanos a los 16 mil millones de dólares mientras que los ingresos ascendieron hasta los 40,700 millones de dólares que casi en su totalidad venían de una sola fuente: la publicidad.

Una vez que sean publicados los resultados trimestrales podremos concluir que mientras los usuarios no abandonen la red social no habrá problema alguno y los anunciantes podrán continuar trabajando como hasta ahora, pero si existiera algún dato alarmante entonces el caos se podría empezar a desatar.