Nuevo orden monetario mundial.

Los economistas y quienes estén relacionados al mundo de los negocios, saben perfectamente sobre la importancia del dólar en el mercado y cómo es que esta divisa influye de manera directa en las economías domésticas de cada una de las naciones, pero aún más importante, este valor debe ser de conocimiento de los ciudadanos de cada país. Hasta antes de 1971, el valor del dólar tenía como respaldo al oro lo que de cierta manera, daba cierta confianza a quienes invertían porque el metal precioso, es imperecedero y por lo tanto perdurable al paso del tiempo para poderse seguir usando. Pero a partir de entonces hasta la fecha, el valor del dólar tiene que ver con las transacciones que se realicen alrededor de esta divisa.

El PetroYuan una nueva amenaza al dólar.

Para el 24 de marzo del presente año, se prevé que China lanzará el PetroYuan. Es decir que los contratos a futuro del petróleo estarán disponibles en Yuanes y el Yuan a su vez contará con el aval del oro. De esta manera las naciones podrán utilizar esta divisa en vez del dólar, esto se traduce en que a partir de ese momento los exportadores de petróleo que acepten yuanes como medio de pago podrían convertirlos de manera casi inmediata a Oro en el Shanghai Gold Exchange con la posibilidad de usar derivados financieros para cubrirlos.

Ante esta situación, se podría venir entonces un grave problema para el dólar. Ya que hasta la fecha (Siguiendo la línea del petróleo), cuando se quería adquirir esta materia prima, las naciones debían de cambiar su moneda local a dólares y una vez hecho el cambio, entonces cubrir el costo con la divisa norteamericana. Entonces, ante semejante irrupción del Yuan se vislumbra un escenario que generaría un impacto negativo a la economía de los Estados Unidos, lo que provocaría gran inflación, para la cual parecería no haber un plan de contingencia.

Siendo el dólar la moneda que actualmente gobierna el sistema económico mundial. Entonces todos se deberían de encontrar alertas ante el curso que podría cambiar la economía, probablemente la mejor manera de amortiguar un golpe de este tipo, sería invirtiendo desde ahora tanto en metales cómo el oro y en criptodivisas, ambas tendrían esa capacidad de amortiguar un golpe que tal vez en el mejor de los escenarios no ocurriría. Por ahora sólo queda esperar hasta la llegada del plazo que han fijado los chinos y ver de qué manera permitirán que se desenvuelva en el mercado.